21.8.10

Nada que decir

Después de dos días ya está todo metido en cajas, las estanterías despejadas, todo recogido y un silencio horrible al que no estoy acostumbrada. Está todo vacío, y no me refiero solamente al piso.
No me gusta estar sola en casa.



3 comentarios:

Ibarguren dijo...

Bahhh has ordenado las cosas, no te vas!

Tara dijo...

me temo que de esta sí ibar, ais.

Lucicleta dijo...

Nun te preocupes. Hai que pensar nos bos recuerdos e en tódalas cousas boas que vivimos nese piso... Pero ahora vein outros tempos, distintos, pero non por eso peores.
O importante ta na nosa cabeza...
Quérote de máis, amor

__
__
__
__
__
__
__